Nuevo plan regulador de Sierra Gorda en fase de consulta ciudadana

Publicado el 16/12/2014

Con una activa participación ciudadana, que incluye a organizaciones sociales, empresas mineras, funcionarios municipales y autoridades comunales, comerciantes y otros sectores, se está realizando la etapa de diagnóstico correspondiente a la modificación del Plan Regulador de Sierra Gorda, para adecuarlo a la realidad que presenta actualmente esa comuna minera.

 El secretario regional ministerial de Vivienda y Urbanismo, Mauricio Zamorano, explicó que la modificación del mencionado instrumento de planificación territorial corresponde a una iniciativa emprendida por el municipio de Sierra Gorda, con el apoyo de la Seremi MINVU como contraparte técnica y ejecutada por la firma consultora Habiterra Limitada. La autoridad precisó “que el Plan Regulador vigente data del año 2001 y por lo tanto necesitaba ajustarse a los actuales requerimientos de Sierra Gorda, comuna que durante los últimos años ha dado cabida a varios proyectos mineros y al surgimiento de emprendimientos asociados a esta nueva realidad, por eso es muy importante considerar la opinión de los diferentes actores que participan en este proceso”.

 La Secretaría Ministerial MINVU suscribió un convenio de apoyo en planificación urbana con el municipio de Sierra Gorda, encabezado por su alcalde José Guerrero, siendo este estudio resultado del acuerdo.

 La consultora Habiterra se ha reunido con empresas mineras, comerciantes, organizaciones sociales y equipos municipales, tanto en Baquedano como en Sierra Gorda, a fin de generar un diagnóstico que permita diseñar una propuesta para actualizar el Plan Regulador Comunal. El presupuesto alcanza a los 163 millones de pesos, estudio financiado por la entidad edilicia y el plazo de ejecución es de 570 días, finalizando en abril del 2016.

El estudio en desarrollo busca actualizar la zonificación y normativa urbana aplicable a las zonas urbanas de Sierra Gorda y Baquedano, considerando entre sus componentes, además de la modificación del Plan Regulador Comunal, un levantamiento topográfico de Sierra Gorda y Baquedano, la entrega de una imagen satelital georreferenciada de las ex oficinas salitreras y áreas especiales y, finalmente, la determinación de una red geodésica para ambas localidades.