“Quiero mi Barrio” con actividades recreativas en sector Papic-Ancla de Antofagasta

Publicado el 02/03/2015

Con una activa participación de niños y jóvenes contó el programa “Vida y Deporte”, ejecutado por el programa Quiero Mi Barrio en el sector Papic-Ancla, en el marco del Plan de Gestión Social (PGS), desarrollado en ese conocido sector habitacional, emplazado en el sector centro alto de Antofagasta y que culminó con el cierre y premiación de un campeonato de baby fútbol.

La actividad contó con la presencia del Secretario Regional Ministerial de Vivienda y Urbanismo, Mauricio Zamorano, y profesionales del equipo de Quiero Mi Barrio, además los participantes y vecinos del barrio Papic-Ancla. En la oportunidad, se entregaron premios a los equipos ganadores  del torneo, incluyendo implementación deportiva.

El seremi destacó los beneficios de esta actividad que se enmarca en el Plan de Gestión Social (PGS) denominado “Vida y Deporte”, ejecutado por el programa a través de su equipo municipal. “A través del programa Quiero Mi Barrio no sólo se interviene en la ejecución de un Plan de Gestión de Obras (PGS), sino también en el PGS y esta actividad apunta hacia ese sentido, el lograr la participación de los vecinos, de los niños en particular, quienes tienen la posibilidad de utilizar espacios públicos para compartir y hacer deporte, procurando una vida sana y fortaleciendo además principios  tales como el trabajo en equipo, la sana competencia, la motivación, la integración y la igualdad.

Agradeció la presencia en la jornada de clausura de las figuras de Club de Deportes Antofagasta (CDA), Nicolás Dávalos y Ronald González, “porque ellos son espejo, ejemplo para estos niños que están iniciando su formación”.

Por otra parte, Teresa Plaza, presidenta del comité deportivo de la población Juan Papic, agradeció la entrega de la implementación deportiva “que será muy útil para nuestros niños y jóvenes, agradezco también al equipo de Quiero Mi Barrio y la Municipalidad de Antofagasta”, expresó.

Los talleres deportivos estuvieron a cargo de una consultora especializada, que contrató profesores de educación física y aseguró el equipamiento que emplearon los niños y jóvenes en la práctica de baby-fútbol.