Agricultores de Calama mantienen el oasis, sus costumbres y tradiciones con nuevas herramientas y apoyo

Publicado el 22/06/2015

* INDAP y en alianza con la Municipalidad de Calama inyectaron importantes recursos para su preservación por medio del Programa de Desarrollo Local (Prodesal)

Herramientas, insumos, fertilizantes, además de maquinarias que hacen más fácil el trabajo agrícola en una zona que la mano de obra es escasa es vital para la preservación y conservación del oasis de Calama. Los agricultores de la comuna lo ven como un apoyo real y concreto, puesto que se encuentran alejados de los centros de distribución de implementos tecnológicos que ayudan a ahorrar tiempo, mejorando su calidad de vida.

Un hecho que les permite desarrollar la agricultura, ampliando su frontera de acción, permitiéndoles hacer más tareas en menos tiempo, disminuyendo considerablemente el esfuerzo físico que ellas implican. Una situación de la cual está consciente el equipo técnico del Programa de Desarrollo Local (Prodesal) del Valle de Calama que benefició a una treintena de emprendedores agrícolas que se abren paso ante el progreso de la capital minera del país.

Un trabajo que realiza el Ministerio de Agricultura a través de INDAP en alianza con la Municipalidad de Calama para mantener una actividad que es originaria y ancestral que tiene entre sus mejores cultivos al Choclo Calameño. Un soberano de reconocido sabor, color y tamaño que año a año renace con más vigor y energía de la mano de sus cultivadores y que junto a la alfalfa y la floricultura hacen rentable esta actividad en el Desierto de Atacama.

El jefe de operaciones de INDAP de la Región de Antofagasta, Marcelo Miranda Ortega, manifestó que “este tipo de apoyo es fundamental para que sigamos, manteniendo la agricultura del oasis”. Fue así que agregó que “esta entrega de incentivos ayudan a que los agricultores permanezcan con su tierra, la trabaje y se proyecte, además que el instituto se siente fortalecido, porque está entregando un real apoyo a los agricultores que lo demandan”.

Un hecho que la primera autoridad de Calama, Esteban Velásquez Núñez reafirmó destacando que “la principal característica de Calama es ser una ciudad oasis, eso implica, agricultura, vida, río, fertilidad y por eso que estos medios facilitan su quehacer”. Además el edil enfatizó que “además estimulan a las nuevas generaciones a seguir desarrollando el oasis y el Valle de Calama, eso lo agradecemos y queremos que se fortalezcan estos trabajo en conjunto con INDAP y nuestro equipo municipal”.

Una alianza que tiene claro su trabajo y que renace de la mano de los agricultores y agricultoras que con su arraigo, compromiso y amor a la tierra exigen que permanezca y se fortalezca. Una unión que hace la fuerza para seguir adelante con las costumbres y tradiciones que proyectan cada vez más fuerte y claro un Chile rural inclusivo y solidario.