Proyecto de Ley de Admisión Justa perfeccionará tres ámbitos del Sistema de Admisión Escolar

Viernes 11 de enero de 2019

Los cambios buscan considerar el mérito académico como factor para la admisión, indicador que no se incluyó en el proceso de admisión para este año escolar, en una reforma que apunta a disminuir la selección y a mejorar la calidad de la educación chilena.

Imagen foto_00000001

Está mañana el Presidente de la República, Sebastián Piñera acompañado de la Ministra de Educación, Marcela Cubillos, firmó el proyecto de ley "Admisión Justa" que busca perfeccionar el Sistema de Admisión Escolar (SAE), el cual tendrá nuevos criterios y además concederá más cupos para colegios de mayor exigencia a alumnos que tengan un buen desempeño escolar.

La iniciativa apunta a perfeccionar el sistema en tres ámbitos, a fin de introducir correcciones que garanticen más justicia para todos los estudiantes.

Una de ellas es reconocer el mérito académico. Los establecimientos educacionales que cumplan ciertos requisitos de calidad predefinidos de manera objetiva (permitiendo también la entrada de nuevos proyectos de alta exigencia, como los Liceos Bicentenario), puedan ser autorizados por el Ministerio de Educación para utilizar mecanismos de admisión propios, a fin de evaluar el mérito académico de sus postulantes.

"Con esta iniciativa buscamos permitir en los liceos de alta exigencia académica que puedan seleccionar hasta el 100% de sus alumnos por razones de mérito académico, reservando siempre el 30% para los alumnos prioritarios", señaló el seremi de Educación, Hugo Keith.

Para el intendente de la Región de Antofagasta, Marco Antonio Díaz, "atrás de un joven de clase media o de sectores vulnerables con mérito y buenos resultados hay un inmenso esfuerzo, un compromiso de él, de su familia y de su comunidad escolar, si no reconocemos ese esfuerzo y ese mérito estaríamos cometiendo una injusticia y una muy mala señal que hoy buscamos revertir a través de esta Ley de Admisión Justa, y con ello buscamos mayores oportunidades tal como lo ha señalado el Presidente Sebastián Piñera".

La autoridad educacional indica que para optar a esto los establecimientos deberán cumplir con requisitos de calidad, por ejemplo: "contar con una categoría de desempeño alto de acuerdo con la ordenación de la Agencia; tener mayor demanda que oferta; y permitir a los colegios autorizados utilizar instrumentos de mérito para seleccionar a sus estudiantes, tales como notas, ranking, y pruebas de conocimientos o aptitudes académicas determinadas por cada establecimiento educacional", apuntó Keith Acevedo.

"Era urgente perfeccionar el Sistema de Admisión Escolar, ya que la implementación del SAE nos dio a conocer muchos casos de estudiantes que habiéndose esforzado durante toda su etapa escolar para ingresar en Séptimo Básico al liceo que han querido toda su vida, quedaban fuera de ese sueño. El sistema actual es inclusivo, sin embargo, necesita correcciones para garantizar más justicia para considerar el esfuerzo de todos los estudiantes, sus familias y docentes", enfatizó Marco Antonio Díaz.

INCLUSIÓN DE CRITERIOS

El proyecto además propone mejorar los criterios de priorización que hoy día existen en la ley en el sentido de considerar como hermano a todos quienes viven bajo un mismo hogar – esto debido a que el SAE sólo considera a los consanguíneos, en circunstancias que en muchos hogares conviven niños que no tienen dicho vínculo- y también permitir que haya colegios destacados que tienen en su proyecto educativo formar a los alumnos más vulnerables, puedan tener asegurado no solamente el 15% de alumnos vulnerables sino también un porcentaje mayor.

Actualmente la Ley de Inclusión no considera en el proceso general de admisión ni el mérito académico ni otros criterios definidos por los propios establecimientos educacionales. Sobre este punto, el programa establece que permitirán criterios de admisión de hasta un 30% de la matrícula, en favor de alumnos vulnerables, migrantes u otros criterios adicionales acordes a los respectivos proyectos educativos.

Esta propuesta incorpora la opción de admitir hasta un 30% de matrícula por proyecto educativo al final del orden de criterios de priorización que establece la ley.

ADMISIÓN

En la Ley de Inclusión los establecimientos educacionales cuyo proyecto educativo desarrolle aptitudes que requieran una especialización temprana, está regulado en el mismo artículo que el de los establecimientos de alta exigencia, aplicando la limitación de seleccionar solo hasta un 30% de sus estudiantes.

"Este porcentaje resulta insuficiente para efectos de desarrollar proyectos educativos con énfasis en el desarrollo temprano de habilidades específicas. En esta línea, este proyecto de ley propone eliminar la restricción del 30% para los establecimientos de alta exigencia y los de especialización temprana", indica el seremi de Educación, Hugo Keith.